Ruta en coche por el sur de Fuerteventura

Excursión por las playas del sur de Fuerteventura
Esta es, sin duda, la ruta de playas de las Islas Canarias por excelencia. Desde Gran Tarajal, localidad de gran presencia de residentes, y hasta la punta sur de Fuerteventura, la arena rubia de infinidad de calas invita continuamente a parar el coche y disfrutar del Atlántico. La primera parada, en Tarajalejo, contrasta con el resto, dada su arena negra y su menor presencia de hoteles, pero bien merece una visita para desayunar. De aquí hacia abajo, los amantes de los baños de sol y mar jamás podrán protestar. Al contrario
Ruta por la costa de Jandía y Morro Jable
De Tarajalejo, y siguiendo una vía muy recta, se llega a Costa Calma, donde se multiplican los servicios muy cerca de las infinitas playas de Jandía a Esquinzo. Unas calas que, con mar baja, parecen más grandes a lo ancho que a lo largo y que ofrecen lagos para olvidarse de todo, en plena soledad. Como el tiempo pasará casi sin dejarse notar, resulta perfecto acabar la tarde en Morro Jable, población que, como las anteriores, ofrece numerosos restaurantes, así como un puerto deportivo y, cómo no, otra playa kilométrica.
Max alitude
59,8 m
Route km
49,2 km
Estimated time
46 minutos
Localidad
Gran Tarajal

TENERIFE

TENERIFE

GRAN CANARIA

GRAN CANARIA

FUERTEVENTURA

FUERTEVENTURA

LANZAROTE

LANZAROTE

LA GRACIOSA

LA GRACIOSA

LA GOMERA

LA GOMERA

LA PALMA

LA PALMA

EL HIERRO

EL HIERRO
No te lo puedes perder
Imagen
Gran Tarajal
Título
Gran Tarajal

Localidad perfecta para desayunar antes de una ruta de sol y playas

Esta ruta parte de la localidad costera de Gran Tarajal, uno de los principales puntos residenciales del municipio de Tuineje. Su céntrica playa de un kilómetro y arena negra, su paseo costero, sus dos puertos, sus múltiples bares y restaurantes, sobre todo en la avenida Paco Hierro, sus numerosos comercios y el sol mañanero la convierten en perfecta para desayunar junto al mar, océano que no se parará de disfrutar durante el trayecto restante. Por si se quiere agotar más tiempo, un pequeño enlace a la derecha a la salida del pueblo permite acceder, en apenas cinco minutos, a la pequeña población de Las Playitas, con su irresistible aire pesquero, su campo de golf cercano y sus bares ideales también para avituallarse antes de tanta fina arena rubia, lagos naturales, playas infinitas, paisajes desérticos y sol, mucho sol.

Imagen
Tarajalejo
Título
Tarajalejo

Playa de arena negra con varios restaurantes idóneos para desayunar

En la isla más plana de Canarias, lo lógico es que abunden las rectas y eso es lo que ofrece casi continuamente Fuerteventura. Por ello, resulta difícil perderse por cualquier ruta que se organice en esta isla. Para seguir esta de la muy playera comarca sur, solo hay que subir desde Gran Tarajal, llegar al cruce con la carretera general que baja a la península de Jandía y coger a la izquierda. La primera parada recomendada se sitúa en Tarajalejo, localidad costera cuya playa contrasta con las que siguen desde aquí y hasta Morro Jable por su arena negra.

Como Gran Tarajal, aunque con unas dimensiones mucho menores, Tarajalejo presenta vrias zonas residenciales, alojamientos y comercios. Los bares y restaurantes a pie de playa resultan idóneos para desayunar si antes no se ha hecho, aunque también está la opción de un baño y hasta el alquiler de algún kayak, aunque, claro, el tiempo apremia.

Imagen
Costa Calma
Título
Costa Calma

Comienza el infinito espectáculo de mar y arena, de azul y amarillo

Lo más espectacular aún está por llegar, pero queda poco. Desde Tarajalejo, la carretera casi roza el Atlántico y ofrece vistas cada vez más inspiradoras. En pocos minutos, y por rectas prolongadas, el vehículo se adentra en la península de Jandía y crece la sensación de desierto rociado de mar; también crece la de paraíso de playas infinitas. Tras pasar por el núcleo de La Lajita, con playa, campo de fútbol y zona residencial, se suceden las playas: la de La Lajita, La Jaqueta, Matas Blancas… Aunque lo mejor sigue esperando. Se llega así al núcleo de costa Calma, uno de los lugares más turísticos de la isla, con numerosos hoteles y otros alojamientos junto a su playa de unos dos kilómetros de largo.

No obstante, y si lo que se busca es naturaleza pura que mezcle el Atlántico y la interminable arena rubia, el éxtasis visual viene justo desde aquí hacia el sur. La playa de Sotavento es un mito del nudismo, la libertad, el windsurf y los amantes de caminar y caminar hasta perderse, con salomónicos baños de vez en cuando. Con mar vacía, las enormes lagunas que se forman son ideales para bañarse con los niños o simplemente disfrutar de un espectáculo en el que prima el amarillo y el azul, la inmensidad oceánica y la sensación de que los desiertos sí tienen final feliz, y acuoso. Demasiados atributos como para no parar continuamente el coche en los distintos sitios que permite la carretera o en las vías que más se acercan al litoral.

Imagen
Esquinzo
Título
Esquinzo

Se siente el mar como si la carretera fuera la orilla donde rompen las olas.  Ezquizo es otra localidad turística con una interminable playa que sigue hasta el final del trayecto, en Morro Jable. Tanto si se ha comido antes como si no, Esquinzo y núcleos cercanos como Piedra Solana y Solana Matorral ofertan un amplio número de restaurantes, si bien su fuerte será siempre su escaparate costero: esas playas inolvidables que obligan casi sin remedio a seguir parando el coche, echarse al sol y bañarse en un apetecible Atlántico.

Imagen
Morro Jable
Título
Morro Jable

Puerto con playa y parada perfecta para comer y disfrutar del atardecer

La ruta termina en Morro Jable, localidad en la que destaca el puerto que enlaza con Gran Canaria. Además, su enorme playa del Matorral, que le da continuidad a las que bajan desde Costa Calma y Esquinzo, también resulta mu apetitosa si los baños precedentes aún no han saciado las ganas de sal, sol y paz. Los numeroso comercios, los restaurantes y bares aumentan los motivos para quedarse un buen rato a comer, echarse una copa y disfrutar del atardecer y las puestas de sol, que suelen ser simplemente espectaculares.

El faro de Morro Jable destaca en una localidad tan turística como el resto de esta parte de la Península de Jandía. Una “pata” de Fuerteventura, por su forma geográfica que reconcilia con la naturaleza si realmente se busca sol, playa, libertad y desconexión. La ruta más playera de las Islas Canarias no defrauda si ésas son las preferencias.   

Nachhaltigkeit
Sostenibilidad
- Lassen Sie niemals irgendwelchen Müll in der Umgebung zurück, auch keine Zigarettenstummel. Essensreste tragen zur Vermehrung von Nagetieren und verwilderten Katzen bei, die eine ernsthafte Bedrohung für die heimische Tierwelt darstellen.
- Benutzen Sie die Abfalleimer und entsorgen Sie den – soweit möglich – zuvor getrennten Abfall in den entsprechenden Behälter.
- Werfen Sie keine Gegenstände oder irgendwelche Abfälle ins Meer.
- Respektieren Sie die Tiere, belästigen Sie sie nicht und füttern Sie sie nicht. Wenn Sie ein verletztes Tier sehen, können Sie dies unter der Notrufnummer 112 melden. Reißen Sie keine Blumen oder Pflanzen aus.
- Heben Sie keine Steine oder andere Elemente aus der Natur auf und nehmen Sie sie nicht mit. Verändern Sie sie auch nicht, indem Sie sie zu den berüchtigten „Steinmännchen“ aufstapeln.
- Verlassen Sie in Naturgebieten und an Aussichtspunkten nicht die Wege oder die für den Durchgangsverkehr vorgesehenen Bereiche.
- Respektieren Sie das historische und kulturelle Erbe der Stätte sowie das öffentliche Mobiliar und die für Besucher aufgestellten Elemente wie Informationstafeln oder Fernrohre und Ferngläser.
- Fahren Sie umsichtig und verantwortungsbewusst.
4
9
10 14
262
10045